• Leer La Biblia

Juan 6:1-14















“Y mucha gente lo seguía, porque veían las señales milagrosas que hacía en los enfermos.”

Jesús hablaba y sus palabras eran alimento para las almas hambrientas.

Las palabras de Jesús iban acompañadas de acción, de poder, de evidencias.

Jesús hizo muchos milagros pero este, alimentar a una multitud, es el único que está narrado en los cuatro evangelios.

Este milagro nos deja ver el reino de Dios en acción.

El reino de Dios es el establecimiento del gobierno de Dios, un mundo perfecto, es decir, donde no hay dolor, hambre, injusticia. No hay pecado. Donde Dios está presente y tu yo podemos estar con él.

¿Cómo tener acceso al reino de Dios?

A través de Jesús.


Al darles de comer a una gran multitud con apenas cinco panes y dos pescados, Jesús impacta a sus seguidores.



“Al ver la señal que Jesús había realizado, la gente comenzó a decir: «En verdad este es el profeta, el que ha de venir al mundo».”

Los milagros son como las señales en el camino, indican cómo llegar a un destino.

El propósito de las señales era llamar la atención sobre quién es y  qué hace Jesús.

Jesús es el Rey que sustenta el alma y la vida.





Las señales atraen a las masas pero confrontan a los individuos porque las masas no pueden tomar decisiones, los individuos sí.

Las masas siguen, ven y dicen.

Jesús nos invita a creer en Él.



Creer en Jesús como el Mesías, como El Salvador, como el Hijo de Dios es la llave al reino de Dios.

Todos estamos en búsqueda de satisfacción, de sentido.

Nadie puede buscar a Dios con sus propios recursos. Nada puede hacer el hombre para buscar a Dios (No hay una obra humana).

La satisfacción del ser humano está en Jesús, el Pan de Vida.

Dios es quien toma la iniciativa en buscarnos.

Pone señales en nuestro camino: Envía a su Hijo, a Jesús.

Pone la Escritura a nuestro alcance.

Pone circunstancias en nuestras vidas para que podamos mirar las cosas eternas y no perdernos solo en las necesidades temporales.

Las señales son invitaciones de Jesús a seguirle, a verle y a creer en Él.

Aquí el resumen:

Multitudes.

Señales.

Seguir.

Ver.

Creer.

Jesús es el pan de vida.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo