• Leer La Biblia

Hechos 2

Desconcertados y perplejos, se preguntaban: «¿Qué quiere decir esto?»

Llegó el día, vino del cielo y fueron todos llenos del Espíritu Santo.

¿Qué quiere decir esto?

Se cumplió la promesa del Padre, de la que les habló Jesús a los discípulos: La manifestación del Espíritu Santo sobre ellos.

Hablaron en diferentes lenguas de tal manera que los visitantes reunidos en Jerusalén provenientes de diversas naciones les oyeron glorificar a Dios en su propia lengua.

La manifestación del Espíritu Santo sobre los discípulos tuvo el propósito de glorificar a Dios y dar a conocer el evangelio de Jesús a todas las naciones.

“En efecto, la promesa es para ustedes, para sus hijos y para todos los extranjeros, es decir, para todos aquellos a quienes el Señor nuestro Dios quiera llamar”

En Génesis, después del diluvio, los hombres se multiplicaron y buscaron un lugar donde establecerse, lejos de Dios.

Ignoraron la promesa de Dios hecha Noé:

… nunca más las aguas se convertirán en un diluvio para destruir a todos los mortales. Gn. 9:15 NVI

Construyeron un edificio contra diluvios -la torre de Babel- buscaron ser como Dios, le desafiaron.

Dios los confundió dándoles diferentes idiomas, Y así se dispersaron por el mundo.

Ahora, en Pentecostés, Dios está mostrando que la redención no es exclusiva del pueblo de Israel.

Jesús vino a redimir a las naciones.

Dios vino a llamar también a los no judíos.

Esta manifestación poderosa del Espíritu Santo marcó el inicio de la era de la iglesia.

Los discípulos, tal como lo prometió Jesús, recibieron poder y testificaron.

Pedro habló con denuedo y una multitud creyó en Jesús.

¿Está disponible el poder del Espíritu Santo para los creyentes en nuestro tiempo?

Sin duda.

Él nos llena del Espíritu Santo y buscamos ser llenos de Él.

Debemos reconocer que el testimonio de la iglesia sin el Espíritu Santo es letra muerta.

El propósito de la manifestación del Espíritu Santo fue dar a conocer a Cristo a todas las naciones a través de la predicación de los apóstoles.

El derramamiento del Espíritu Santo sobre los discípulos fue el cumplimiento de la promesa de Padre y nos muestra la obra del Espíritu Santo en nuestros tiempos :

El Espíritu Santo nos lleva a hablar las maravillas de Dios (glorificarle)

El Espíritu Santo promueve a Jesús.

El Espíritu Santo, sobre los discípulos, capacita para predicar el evangelio.

El Espíritu Santo convence a los llamados, de entre Israel y todas las naciones de la tierra, al arrepentimiento para perdón de pecados.

El Espíritu Santo produce una comunidad unida, fructífera y amorosa.

Así nació la iglesia, llena del Espíritu Santo

Aquí el resumen:

Estruendo.

Viento recio.

Lenguas como de fuego.

Todos oyeron las maravillas de Dios

Todos oyeron de Jesús, Señor y Cristo.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo