• Leer La Biblia

1 Reyes 3

David tuvo muchos hijos. Sólo uno podía ocupar el trono a su muerte y ese fue Salomón.

Salomón llegó al poder en un momento de dominación política israelí en la zona, gracias a las campañas militares emprendidas por David, su padre.

No tiene que preocuparse por pelear.

Hay paz y tesoros llenos.

Salomón se dedicó a construir el palacio real, el templo del Señor y la muralla que rodeaba la ciudad de Jerusalén.

“Esa noche, el SEÑOR se le apareció a Salomón en un sueño y Dios le dijo: —¿Qué es lo que quieres? ¡Pídeme, y yo te lo daré! Salomón contestó: —Tú mostraste gran y fiel amor hacia tu siervo David, mi padre, un hombre transparente y leal, quien te fue fiel. Hoy sigues mostrándole este gran y fiel amor al darle un hijo que se siente en su trono.”

Salomón tuvo un encuentro con Dios. En lo secreto de su corazón había una carga, una necesidad que Dios conocía:

“Ahora pues, SEÑOR mi Dios, tú me has hecho rey en lugar de mi padre, David, pero soy como un niño pequeño que no sabe por dónde ir.”

No se sentía capaz para gobernar.

“Sin embargo, aquí estoy en medio de tu pueblo escogido, ¡una nación tan grande y numerosa que no se puede contar!”

Tenía claridad parcial, percibía algo un plan detrás de todo, Dios tenía el control.

Salomón entendió que Israel era el pueblo escogido por Dios, eran el resultado de una promesa y, por lo tanto, su vida estaba ligada a los propósitos de Dios.

Salomón pidió sabiduría y la obtuvo junto con riquezas y fama; necesitaba mantenerse en los términos del pacto. Un pacto aquí ratificado.

Este pasaje me hace reflexionar en la necesidad de mirar hacia arriba, hacia el plan eterno de Dios.

Como seres humanos, miramos a nuestras necesidades, carencias y debilidades.

Anhelamos la intervención de Dios en nuestras vidas.

Necesitamos a Dios, nos falta sabiduría y solemos manipular las promesas en Su Palabra.

Pero así como Salomón, comprender a nuestras vidas en el marco de Sus propósitos, en el trazo de la redención, más allá de nuestras circunstancias, me hace estar en Su promesa sin tener que exigirle nada a Dios.

Aquí el resumen:

Sueño

Petición

Aparición

Dios da sabiduría…


Free Vector Art by vecteezy.com

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo