• Leer La Biblia

Reseña “Cómo obtener lo máximo de la Palabra de Dios” por John MacArthur

Del autor

John MacArthur es en la actualidad pastor y maestro de Grace Community Church en Sun Valley, California; también es autor, conferencista y presidente de The Master’s University and Seminary.

Desde 1988 ha escrito cerca de cuatrocientos libros y guías de estudio.

“Como obtener lo máximo de la Palabra de Dios” fue escrito en 1997 y la edición en español es del año 2003.

Del propósito del libro

El subtítulo nos lo deja muy claro: El libro pretende ser una guía para enriquecer el estudio de la Biblia.

El autor nos aclara en el prólogo que el material incluido representa treinta años de ministerio de predicación.

“Estos capítulos exponen el corazón de lo que he enseñado acerca de la Palabra de Dios, cómo estudiarla y cómo discernir su significado por uno mismo. Algunos de estos capítulos han sido publicados en diversos formatos, pero aquí son presentados por primera vez de manera sistemática y en un volumen nuevo”

Organización del libro

El libro responde a diecisiete grandes preguntas, agrupadas en tres partes:

  1. Sepa que puede confiar en la Biblia

  2. Sepa qué puede hacer la Biblia por usted

  3. Sepa cómo estudiar la Biblia

Desarrollo del libro

En la primera parte, “Sepa que puede confiar en la Biblia”, el propósito es dejar claro que Dios es un Dios personal y por lo tanto, se comunica; que Dios se ha comunicado a través de la creación pero de manera especial a través de la Biblia.

Lo cual lleva al desafío de explicar la inspiración de la Biblia, a lo que dedica el grueso de su libro.

La cuestión es: Si los autores fueron seres humanos, ¿cómo podemos afirmar la divinidad de su mensaje?

Explica:

“Dios no inspiró pensamientos, el inspiró palabras…. Dios no les dio (refiriéndose a los escritores del texto bíblico) pensamientos que ellos luego expresaron en sus propias palabras. Dios les dio las palabras.”

Entonces, la inspiración verbal de Dios implica que:

“Todos ellos fueron escritores, no secretarios. Cada uno de ellos escribió con base en su propia personalidad…. La revelación especial fue dada de la misma manera que la revelación natural: por el aliento de Dios…. Dios había preparado sus vidas, sus pensamientos y su vocabulario de tal manera, que las palabras que escogieron fueron las palabras que Dios había determinado para su uso desde el pasado eterno, a fin de que escribieran su verdad eterna en la trama histórica de la redención.”

¿Podemos probar y defender la inspiración divina de la Biblia?

A manera de juicio, el autor, presenta como testigos:

  1. A los propios escritores.

  2. La experiencia personal de cambio.

  3. La ciencia.

  4. La arqueología.

  5. Las profecías bíblicas cumplidas.

  6. El testimonio de Jesús sobre la Escritura.

“Jesús creía en todas y cada una de las palabras del antiguo testamento. El corroboró las grandes verdades del antiguo testamento… Jesús ratificó muchos otros hechos incluidos en el libro de Génesis, tales como la destrucción de Sodoma y con morra y la transformación de la esposa de lot en una estatua de sal…”

En la segunda parte, “Sepa qué puede hacer la Biblia por usted”, el autor presenta y desarrolla el tema de la eficacia de la Biblia.

No solo podemos afirmar la inspiración divina de la Biblia sino el poder de su mensaje transformador.

La Biblia tiene ese poder por las siguientes razones porque es perfecta, segura, pura, limpia y verdadera. (Salmos 19)

“La palabra de Dios es infalible en su totalidad y es inerrante en todas sus partes. La palabra de Dios tiene autoridad y demanda nuestra obediencia. Una y otra vez vemos demostradas la infalibilidad, la inerrancia y la autoridad de la biblia, porque la Biblia siempre es eficaz. La Biblia hace lo que dice que hace”

La Biblia nos hace libres, nos hace madurar espiritualmente y nos guía en todos los aspectos de nuestra vida.

¿Qué decisión tomar?

¿Cómo saber cuál es la voluntad de Dios para un aspecto particular de mi vida?

El autor explica en cinco puntos como la propia Biblia nos revela la voluntad de Dios:

  1. Él quiere que seamos salvos. (2 Pe. 3:9)

  2. Él quiere que seamos llenos del espíritu. (Ef 5:15-18)

  3. Él quiere que seamos santificados. (1 Ts. 4:3-4)

  4. Él quiere que seamos sumisos. (1 Pe. 2:13-15

  5. Él quiere que estemos dispuestos a sufrir por él. (1 Pe. 4:12-19)

En la tercera parte, “Sepa cómo estudiar la Biblia”, encontramos respuestas claras a la organización de la Biblia, al mensaje de la Biblia y como debemos interpretar el mensaje de la Biblia.

El autor explica:

“El tema constante que se desarrolla en toda la Biblia es este: Dios por su propia gloria ha decidido crear un grupo de personas que serán súbditos en su reino eterno para alabarle, honrarle y servirle para siempre.”

Y agrega:

“Mientras que los 39 libros del antiguo testamento se especializan en la historia de Israel y la promesa del Salvador venidero, los 27 libros del Nuevo testamento se concentran en la persona de Cristo y en el establecimiento de la iglesia. Los cuatro evangelios registran su nacimiento, vida, muerte, resurrección y ascención.”

Y nos da una clave, una manera sencilla de poder clasificar cada pasaje específico de la Biblia en cinco grandes casilleros:

  1. La naturaleza de Dios.

  2. La maldición a causa del pecado y la desobediencia.

  3. La bendición por la fe y la obediencia.

  4. El señor y Salvador, su sacrificio por el pecado.

  5. El reino y la gloria que han de venir.

A estas alturas de avance del libro, brota la invitación del autor a responder al mensaje escrito de Dios, estudiando la Biblia.

Y coincidimos con el autor:

El primer paso en el estudio bíblico es leer la Biblia”

Se trata de leer la Biblia sistemáticamente, libro por libro; no saltar de un pasaje a otro.

Hay muchos planes y el autor nos propone el suyo.

Ahora, por último, va a responder la pregunta que todos nos hacemos ¿qué quiere decir la Biblia?

Con confianza, el autor afirma:

“… yo creo que existen principios claros y objetivos para la interpretación correcta de las Escrituras”

No deja de advertir dos típicos errores en la interpretación de la Biblia:

– Justificar un punto personal a costos de la interpretación adecuada, es decir, imponer al texto bíblico un principio o concepto personal.

– Espiritualizar las Escrituras o interpretarla en sentido alegórico, esto es, buscar símbolos y significados figurados en el texto, en lugar de leerlo de manera literal.

La sugerencia es utilizar el método inductivo de estudio bíblico que consiste, desde la perspectiva del autor de cuatro pasos:

  1. Observar

  2. Interpretar

  3. Evaluar

  4. Aplicar

Conclusión

El libro es ágil, interesante y completo. Hay muchos libros que abordan este tema. Este sin duda es de los mejores.

Como el libro es una compilación de enseñanzas, tanto escritas como orales, podemos observar cierta repetición en temas, pero esto no demerita en manera alguna la calidad del mismo. La repetición ayuda a la reflexión.

Lo criticable es la invitación reiterada a usar “La Biblia de estudio MacArthur”. Sin duda, una gran ayuda, no es necesario insistir tanto en ello.

¿Qué puedes encontrar en este libro?

La explicación de estos temas:

  1. La eficacia de la Biblia.

  2. La claridad del mensaje de la Biblia.

  3. La incapacidad natural del hombre para comprender el mensaje de la Biblia.

  4. La necesidad del Espíritu Santo para la iluminación (comprensión) del mensaje de la Biblia.

  5. La interpretación de las Escrituras y su aplicación en nuestra vida.

Si deseas adquirir el libro, sigue el siguiente enlace https://amzn.to/2BkrAlb

1 visualización0 comentarios