• Leer La Biblia

Génesis 7-8

“Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación.”

Dios ve.

Lo ve todo.

Lo sabe todo.

Lo puede todo.

Dios ve lo que nadie puede ver: la justicia de un hombre en medio de una generación corrupta.

¿De donde provenía la justicia de Noé?

¿De hacer lo correcto?

La justicia de Noé provenía de la fe.

“Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe.” Hebreos 11:7

Noé ejemplifica a aquellos que responden a la palabra de Dios. Solo hay una manera de responder: Creer en Él.

Y obedecer es creer.

La fe siempre nos guía a hacer lo correcto

Del huerto de Edén al arca de Noé podemos observar la degradación de la condición humana.

¿Cómo vivir en medio de un mundo caído?

Por la fe

“Y se acordó Dios de Noé, y de todos los animales, y de todas las bestias que estaban con él en el arca; e hizo pasar Dios un viento sobre la tierra, y disminuyeron las aguas.”

Dios se acuerda

Dios tiene memoria.

Dios no abandona.

“y dijo Jehová en su corazón: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho. Mientras la tierra permanezca, no cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la noche.”

Entonces, a través de Noé continúa el trazo redentor de Dios para la humanidad.

Aquí el resumen:

Un hombre justo

Un diluvio

Un arca

Un pacto

Un Dios que ve…


Foto tomada en Ark Encounter

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo